El orégano


Origen
El orégano (Origanum vulgare) es una planta originaria de la cuenca mediterránea (especialmente de Francia) y de Asia occidental. Su nombre proviene de las palabras griegas "oros" que significa "montaña" y "ganeos" que significa "esplendor, ornamento o belleza". Solía representar la belleza de las montañas ... Era tan popular que los Romanos lo usaban para hacer hermosas coronas para novios.


Información general
Aunque perenne, el orégano, también llamado "mejorana silvestre", suele cultivarse aquí como una planta anual porque no le gusta la combinación de frío y humedad. ¡Pero donde se sienta bien, puede vivir casi 10 años! Esta planta herbácea muy melífera con alto valor culinario tiene muchas variedades.

Rústico
Riego Bajo
Exposición Soleada
Duración de vida Perenne


Cultivo
El orégano puede multiplicarse de tres maneras:
La siembra:
Dado que el crecimiento del orégano es bastante lento, se recomienda sembrarlo bajo techo a fines del invierno (o principios de la primavera) para poder aprovechar de un tiempo de vegetación más largo antes de que llegue el invierno. El transplante debe realizarse 2 o 3 meses después de la siembra, dejando las plantas separadas 30 cm en todas las direcciones. La siembra también puede ser directa, pero es necesario esperar hasta el final de la primavera (cuando no hay más riesgo de heladas tardías) y luego hacer un aclareo a 30 cm. Las semillas son pequeñas, así que hay que tener cuidado de no sembrarlas demasiado cerca porque sería imposible separarlas. La emergencia de la semilla sucede después de unos días o semanas.
Los esquejes de los tallos:
Es muy simple, basta cortar una varilla de 10-15 cm y trasplantarla, pero esta práctica debe realizarse en verano.
La división de mata:
Con la ayuda de una pala, se tiene que cortar la mata en 2, ya sea en primavera o en otoño, y volver a plantarlas. Este método es lo más confiable y práctico para el cultivo de orégano.
El acodo:
Simplemente se escoge un tallo sano y se lo entierra una parte debajo del suelo, sin cortarle de la planta. Allí formará sus raíces y una nueva planta aparecerá unos meses después. También puede ser útil hacer un pequeño corte donde se enterrará el tallo. Así formará más fácilmente sus raíces.


Ubicación / Exposición
Aunque a esta planta de condimentación le gustan los climas cálidos y soleados, también es compatible con el clima frío. Simplemente necesita un suelo común: ligero, humífero, bien drenado o más bien seco. Una buena mezcla de tierra y arena le conviene muy bien. Lo mejor es sembrarlo en un montículo ligero (unos 20 cm) para que la tierra pueda drenarse bien.


Manejo
El orégano es una planta robusta que es fácil de mantener. No requiere cuidado ni riego especial, excepto en casos de fuerte calor prolongado. Es importante no regar si hace frío porque, como se explicó anteriormente, odia la asociación del frío y de la humedad. Tolera la sequía pero, por lo contrario, teme la humedad. Por eso hay que eliminar el agua estancada que puede acumularse en su pie. También es bueno eliminar los tallos secos que absorben innecesariamente los nutrientes de la planta.


Cosecha
Dependiendo de la fecha de siembra, la cosecha puede proceder de mayo a noviembre cortando tallos grandes cerca del suelo. Comienza al inicio de la floración y se puede realizar cuando sea necesario. Al igual que con todas las plantas aromáticas, hay que privilegiar la cosecha en la mañana cuando el sabor de la planta es más pronunciado. Es recomendable secar el orégano para que desaparezca la amargura de sus hojas. El lugar debe estar seco, ventilado y en sombra. Una vez las hojas secas se puede sacarlas Pueden almacenarse en un recipiente hermético o congelarse cortándolos finamente y colocándolos en cubitos de hielo para mantener su fragancia y frescura.


Invernada
Esta planta aromatizante es una planta moderadamente rústica que tolera bien el invierno.