El eneldo


Origen
El eneldo (Anethum graveolens) es nativo del Oriente y es parte de las hierbas finas con olores fuertes. Su nombre proviene del griego "anêthon" que significa "de origen desconocido" y "grabeolens" en latín significa "olor fuerte". Es una planta aromática usada desde la antigüedad: los egipcios y los romanos la usaban mucho para curar las migrañas.


Información general
El eneldo es una planta herbácea anual similar al hinojo, pero su cuidado es más fácil que este. Muy popular gracias a su gusto tan delicado, se suele llamarle "hinojo fétido" o "falso anís" debido a su olor a anís.

Rústico Moderadamente
Riego Regular
Exposición Soleada
Duración de vida Anual


Cultivo
Los únicos modos de multiplicación del eneldo son la siembra directa y la siembra espontánea (si se permite que la naturaleza lo haga) porque a esta planta prolífica no le gustan los transplantes. Cada 30 cm, se deben hacer surcos de aproximadamente 1 cm de profundidad, luego se deben aclarar a 20-30 cm desde la aparición de las primeras hojas. No es recomendable trasplantar las plantas aclaradas porque la raíz es giratoria y por lo tanto muy delicada. El eneldo se puede plantar en un invernadero o en casa en cualquier época del año, pero al aire libre, la siembra se debe realizar en la primavera o principios del verano. Lo mejor es hacer que las siembras se extiendan a lo largo del tiempo para obtener un cultivo más largo.


Ubicación / Exposición
El eneldo necesita mucha luz y calor, pero debe estar protegido del viento porque sus tallos son muy delicados. Se satisface con suelo ordinario: ligero y bien drenado. Si el suelo es demasiado compacto, se debe agregar arena y humus. Es bueno saber que no se debe sembrar el eneldo junto al hinojo, de lo contrario corre el riesgo de polinización cruzada.


Manejo
Es una hierba aromática fácil de cuidar y poco exigente, por lo que el mantenimiento es mínimo. Aunque es necesario regar solamente cuando la tierra está seca, es importante prestar atención a la sequía porque la falta de agua acelera la subida en semillas. Son más que todo los plantones que son sensibles a la sequía. Es importante enriquecer el suelo con una buen agregado orgánica, como compost, estiércol o algas.


Cosecha
La cosecha es posible durante toda la temporada de crecimiento, hasta finales de año. Es recomendable cosechar las hojas justo antes de la floración, que succede entre julio y septiembre. En cuanto a las semillas, se deben de recolectan durante el otoño, periodo en el cual están maduras.


Invernada
Se puede decir que el eneldo es una planta rústica porque puede soportar pequeñas heladas.