La alcaravea


Origen
La alcaravea (Carum Carvi) es originaria de los prados húmedos de alta montaña de muchos países cálidos de Asia, África y Europa, pero principalmente de Egipto. Su nombre proviene de la palabra árabe "karâwiyâ", que significa "raíz de azúcar" porque su raíz es un poco dulce.


Información general
Es una planta herbácea bienal que cuenta con muy pocas especies. Es conocida como "Alcarabia" o "Comino de prado". Se puede confundir fácilmente con las zanahorias por sus hojas, con el comino por sus semillas, con el apio por su raíz y con el anís por su sabor, porque tiene sabor anisado y también un poco a limon y menta. Se usan también sus hojas y su raíz, pero es especialmente por sus semillas que se ha hecho famosa. También suele confundirse con el comino porque sus semillas son muy similares.

Rústico
Riego Regular
Exposición Soleada
Duración de vida Perenne


Cultivo
La multiplication de esta planta de condimentación se hace por la siembra, de abril a septiembre, siendo el mejor momento a fines del verano. Se tiene que sembrar en su lugar definitivo porque no le gusta el transplante. Fácil de cultivar en nuestras zonas, solo necesita una buena mezcla de compost, humus y arena. Se tiene que sembrar a 1 cm de profundidad en pequeños hoyos en hilera y efectuar un aclareo a 15-20 cm cuando las plántulas tengan 10 cm de altura. La germinación de las semillas es rápida, se realiza en menos de 15 días. Es una planta muy invasiva que se propaga sola si no se hace nada en fin de cultivo (por ejemplo cortando sus flores).


Ubicación / Exposición
La alcaravea necesita un suelo profundo, fresco, bien drenado y ligero. Puede cultivarse tanto en interiores como en exteriores. Debe de ser expuesta al sol y colocada en un lugar cálido, aunque también tolera la sombra.


Manejo
Esta hierba aromática no requiere mucho cuidado. No debe regarse en exceso, excepto cuando hace mucho calor (el suelo no debe estar demasiado seco).


Cosecha
La cosecha de las hojas puede comenzar 3 meses después de la siembra, cuando la planta aún es joven y puede durar toda la temporada de crecimiento de la planta. Las semillas, a su vez, se cosechan el año después de la siembra cuando la alcaravea comienza a florear. Deben ser cosechadas a mediados del verano a penas comiencen a secarse. La raíz se cosecha durante el otoño del segundo año. Si se cultiva la alcaravea por sus semillas, entonces tan pronto como comienzan a madurar es necesario cortar la planta y colgarla en un lugar seco y ventilado. Una buena idea es poner una bolsa debajo de la planta para que las semillas caigan encima.


Invernada
Esta planta muy rústica no es sensible al frío y puede resistir a heladas que no duran mucho tiempo.